y el tibetano

y el tibetano

11/2/17

14 BUENAS RAZONES PARA RECHAZAR LAS ENSEÑANZAS DE ALICE BAILEY





Este artículo fue escrito por un investigador que inicialmente menciona haber sido un ex-alumno de las enseñanzas de Alice Bailey, pero que posteriormente se dio cuenta que esas enseñanzas no sólo eran altamente cuestionables, sino que también eran muy engañosas tanto en su contenido como en los objetivos e intenciones de las organizaciones que se encuentran detrás de ellas.

Y para demostrarlo, resumió las razones que lo llevaron a esa conclusión.

(Nota: en morado puse mis comentarios y el artículo original en inglés lo pueden leer aquí.)




Primera razón por la que hay que desconfiar
de Alice Bailey

A pesar de presentar sus enseñanzas como una “continuación” o incluso una conclusión de lo que escribió Helena Blavatsky, los libros de Alice Bailey en realidad contradicen la obra y las enseñanzas de Blavatsky en casi todos los rublos y en casi todos los temas, y sustituyen la filosofía esotérica oriental que ella aportó, con un cristianismo claramente occidentalizado, el cual se encuentra derivado casi exclusivamente de las obras de Charles Leadbeater y Annie Besant, quienes fueron los creadores de lo que muchos teósofos llaman “la Pseudo-Teosofía” debido a la cantidad de errores y deformaciones que se encuentran en ella.

(Alice Bailey pretendió ser la nueva mensajera de los Maestros de Shambala, pero en realidad ella basó su enseñanza en esa pseudo-teosofía que inventaron Leadbeater y Besant, lo cual demuestra su superchería.)




Segunda razón

Las enseñanzas de Alice Bailey degradan y antropomorfizan el antiguo concepto filosófico de un LOGOS impersonal y convierten al Logos en una entidad repetidamente referida como "Dios" que siente “la necesidad de contactar con la humanidad y de tener relación con los hombres” y que tiene que enviar “intermediarios divinos” y “mediadores” tales como “los representantes de Dios” siendo estos seres “el mecanismo apropiado...a través del cual lo Divino puede alcanzar y comunicarse con los humanos”.

(Y este es un ejemplo de los errores que comete la pseudo-teosofía de Leadbeater y Besant, y que retomó a su vez Alice Bailey, y el cual consiste en aceptar el concepto falso que preconiza la mayoría de las religiones de personificar a la Conciencia Cósmica, cuando esta es en realidad Universal y por lo tanto no tiene una identidad propia.)




Tercera razón

Las enseñanzas de Alice Bailey giran en torno al concepto central de la Segunda Venida de un Cristo personal, conocido como el “Señor Cristo-Maitreya” que es el “Instructor del Mundo” para la humanidad y que se dice que está preparando su “retorno” o “reaparición” en la escena mundial.

(Esa idea de que próximamente vendría el “Señor Cristo-Maitreya” lo inventó Leadbeater para querer acreditar a Krishnamurti como el nuevo Mesías. Algo que el propio Krishnamurti posteriormente rechazó, pero que Alice Bailey siguió creyendo ciegamente, y eso a pesar que el budismo y la teosofía original afirman que todavía falta mucho para la venida de un nuevo Mesías.)




Cuarta razón

Esta idea de la próxima venida del “Maestro de los Maestros” y su énfasis (incluyendo la asociación de Cristo con el Bodhisattva Maitreya de las enseñanzas budistas) se originó en 1909 por el infame y altamente controvertido Charles Leadbeater perteneciente a la Sociedad Teosófica de Adyar, y el cual admitió que había realizado actos sexuales con menores y fue constantemente rodeado por quejas y acusaciones de pedofilia durante toda su vida.

Alice Bailey era un miembro de la Sociedad Adyar y eligió hacerse de la vista gorda de los muchos escándalos que giraban sobre Leadbeater, y por lo tanto aceptó la mayoría de sus afirmaciones y “descubrimientos clarividentes” considerándolos como informaciones genuinas e importantes, e incorporándolas en su propio trabajo y enseñanza.

(Y es que aunque en su autobiografía Alice Bailey repudia a Leadbeater, la realidad es que ella se creyó lo que Annie Besant –que en ese entonces era la presidenta de la Sociedad Teosófica de Adyar– proclamaba a toda voces: que Leadbeater era un gran clarividente y discípulo del maestro Kuthumi. Y es por eso que Alice Bailey incorporó en su obra las ideas falsas de Leadbeater sin percatarse que era un embustero y demostrando con ello su propia charlatanería.)




Quinta razón

En las enseñanzas de Alice Bailey, todos los Maestros y todos los Adeptos de la Gran Hermandad son transformados en los “Discípulos de Cristo” y este supuesto “Señor Cristo” es descrito como un humano que vive en un cuerpo físico en los Himalayas y es “el jefe de todos los Maestros”.

(Cuando en realidad en la enseñanza teosófica original se explica que el jefe de los Maestros es el Señor Buda mientras que “Cristo” es la Conciencia Divina impersonal que ilumina a todos los grandes Adeptos.)




Sexta razón

Según Alice Bailey, el papel y trabajo que tuvo el Señor Cristo hace 2’000 años cuando “eclipsó al Maestro Jesús” (otro concepto inventado por Leadbeater) fue literalmente de superior y de suprema importancia. Y es por eso que en su libro “La Reaparición del Cristo” ella afirma que fue él:

-         “quien por primera vez en la historia planetaria (tan lejos como sepamos) transmitió la energía divina del amor directamente a nuestro planeta y en un sentido más definido también a la humanidad.”

Alterando así, él solo, “a toda la vida humana, sus metas y valores.”

Y también fue él:

-         “quien dio a los hombres el nuevo mandamiento de amarse los unos a los otros.”

¡Como si esto nunca hubiera sido dicho o enfatizado antes por otros grandes maestros en la historia!

(Buda lo dijo antes, Zaratustra también, Krishna también, así como una larga lista de grandes maestros. Pero los cristianos que se fanatizan, solo quieren ver a Cristo como el único guía.)




Séptima razón

Las enseñanzas teosóficas sobre el Karma y la Reencarnación fueron repetidamente enfatizadas por HP Blavatsky como de vital importancia para la humanidad, en cambio esos temas apenas reciben atención o mención por parte de Alice Bailey.

E incluso a los estudiantes de Bailey se les aconseja no preocuparse demasiado por la promulgación de tales ideas y se les informa que los maestros saben muy poco acerca de la reencarnación y que son totalmente ignorantes en cuanto a cómo funciona.

Sin embargo cuando se estudia la verdadera Teosofía nos damos cuanta que en realidad los verdaderos maestros de Shambala saben mucho sobre ese tema.

(Y esto lo pueden constatar leyendo los numerosos artículos que he escrito sobre la reencarnación y lo que sucede después de morir en donde resumo las explicaciones que dieron esos maestros y sus verdaderos discípulos, ver link.)




Octava razón

Alice Bailey afirma que la mayoría de los libros que ella escribió les fueron dictados telepáticamente por “El Tibetano” o “DK” o “Maestro Djwal Khul”, quien según ella es un alto iniciado de la Hermandad Trans-Himaláyica y discípulo del maestro Kuthumi.

Bailey dice que dicho iniciado pasó por lo que ella llama la 5ta iniciación en 1875 (el año en que la Sociedad Teosófica fue fundada) y entonces se convirtió en un maestro y adepto completo. Y ella también afirma que fue él quien le inspiró le dictó “La Doctrina Secreta” a Blavatsky.

Pero la realidad es que si bien efectivamente se sabe que el maestro Kuthumi tuvo un alumno conocido como Djwal Khul, también se sabe (y esto en base a lo que dijeron Blavatsky, Damodar y el propio maestro Kuthumi) que Djwal Khul era sólo “un discípulo de primer grado” en 1875 y ni siquiera tomó su primera iniciación hasta la década de 1880.

Y también los maestros Kuthumi y Morya declararon repetidamente que ellos junto con Blavatsky fueron los autores de “La Doctrina Secreta”.

(La idea falsa de que Djwal Khul era un maestro completo desde 1875 fue inventada por Leadbeater y no es de sorprender que también la haya retomado Alice Bailey, como también la idea errónea de que Djwal Khul era tibetano cuando en realidad era indio como su maestro.)




Novena razón

Los maestros de Shambala dejaron claro que ninguna enseñanza adicional o comunicación pública con ellos podría darse después del cierre del ciclo de 1875 a 1900, y habría que esperar hasta el nuevo ciclo de 1975 al año 2000 para poder obtener una nueva manifestación por parte de ellos. E incluso esta nueva manifestación no estaba ya determinada, sino que dependería de qué tan bien y efectivamente los teósofos, entretanto, difundirían y promulgarían la enorme masa de enseñanza y conocimientos ya dados.

Y los maestros de la Hermandad Trans-Himaláyica también dejaron claro que su enseñanza es profundamente no-teísta y pro-budista y “no conoce compromisos” y que “la Verdad es Una y no puede admitir puntos de vista diametralmente opuestos”.

Por lo tanto estos hechos invalidan automáticamente la pretensión de Alice Bailey que su enseñanza provenga de ellos, ya que los libros de Bailey se publicaron entre 1919 y 1949, y tienen una profunda connotación religiosa cristiana con un repudio velado hacia el budismo.

(El asunto de los periodos durante los cuales los maestros de Shambala se pueden manifestar, lo detallo en este artículo [link]. Y si bien los maestros muestran un gran aprecio hacia los aspectos positivos del cristianismo, también ellos explicaron que las religiones se corrompen y que la que se encuentra actualmente más cercana a la verdad es el budismo.

Y cuando analizas esas aseveraciones, te das cuenta que muy probablemente tienen razón. De ahí que los instructores esotéricos que muestran un marcado fanatismo hacia el cristianismo como lo fueron por ejemplo: Alice Bailey o Rudolf Steiner, me hacen dudar mucho de su autenticidad.)




Decima razón

Mientras que los principales libros de Blavatsky contienen literalmente miles de referencias y citas de apoyo provenientes de la religión, de la filosofía, de la literatura clásica, de la historia antigua y moderna y de la ciencia, para demostrar la intemporalidad, fiabilidad y universalidad de sus enseñanzas, en cambio Alice Bailey no contiene nada de eso.

La señora Bailey se contenta con presentar simplemente sus múltiples afirmaciones y declaraciones sobre lo que se ha descrito como “líneas de afirmación pura con autoridad implícita en el fondo” y usualmente sin la más mínima base filosófica. Y como se indica en sus notas a pie de página, la mayoría de las pocas referencias de apoyo utilizadas por Bailey son de los libros de Leadbeater y Besant.

(Ella no menciona abiertamente que le copió todas sus ideas a Leadbeater y a Besant, pero los hechos demuestran lo contrario.)




Onceava razón

Lo que Bailey realmente pensaba de Blavatsky se observa a partir de la manera en que la obra de Blavatsky es sutil (y no tan sutilmente) depreciada, minimizada, menospreciada y “corregida”, tanto en los libros de Bailey como en otras declaraciones, artículos, transcripciones de conferencias y entrevistas que Alice Bailey efectuó.

Además, las menciones por Bailey de los libros de Blavatsky NO son de las ediciones originales, sino de las ediciones “revisadas” y “corregidas” que publicó posteriormente Annie Besant, y las cuales estaban tan llenas de alteraciones deliberadas, supresiones y distorsiones, que incluso la Sociedad Teosófica de Adyar dejó de imprimirlas.

Y para el colmo, en muchas ocasiones cuando Bailey cita párrafos que escribió Blavatsky, los cita incorrectamente: quitando y añadiendo palabras y términos, lo que incluso a veces cambia todo el significado, pero sin informar de todo esto a sus lectores.

(Este mal uso de la obra de Blavatsky por parte de Alice Bailey yo también lo he notado y puedo asegurarles que si Alice Bailey hubiera realmente estudiado la teosofía original como ella pretendió haberlo hecho, se habría inmediatamente percatado de los errores y falsedades que contiene la pseudo-teosofía de Leadbeater y Besant, y por consiguiente no habría caído en el error de copiarla.)




Doceava razón

En su libro “La Reaparición del Cristo” (p. 137-159) Alice Bailey afirma que la separación entre la religión y la política deben de terminar y que el mundo de la política y del gobierno deben de ser gobernados nuevamente por la religión. Pero esta vez bajo la forma de “Una Nueva Religión Mundial” centrada en “el Señor Cristo” y la cual se encuentra descrita en los libros de Bailey.

(Y este es un ejemplo más del radicalismo religioso que Bailey muestra, queriendo regresar a una época en donde la Iglesia era toda poderosa.)




Treceava razón

En su libro “Tratado sobre el Fuego Cósmico” (p. 759) Alice Bailey afirma que el “Maestro Jesús” planea viajar a Roma para convertirse en el nuevo Papa y dar paso a una gloriosa nueva era para la Iglesia Católica.

(Vemos que Alice Bailey sigue mostrando su exacerbación religiosa. Pero los maestros explican que las viejas estructuras corrompidas tienen que derrumbarse con el tiempo para dar espacio al surgimiento de nuevas formas de espiritualidad más armoniosas.)




Y catorceava razón

En su libro “La Exteriorización de la Jerarquía(p. 491 y 495 y 548), Alice Bailey nos informa que la explosión de la bomba atómica en Hiroshima fue un día maravilloso para la humanidad porque la nueva presencia atómica en la atmósfera ayudará a acelerar el amanecer de la Nueva Era. Al grado que ese evento fue:

-         “El mayor acontecimiento espiritual que ha tenido lugar desde que apareció el cuarto reino de la naturaleza, o sea el reino humano.”
y

-         “La bomba atómica surgió del Ashram del primer rayo, el cual trabajó en conjunto con un grupo del quinto rayo; por lo que desde un punto de vista de largo alcance, su intención era y es puramente benéfica.”
y
-         “La Segunda Guerra Mundial con todos sus horrores indescriptibles, sus crueldades y sus desastres catastróficos, era sólo la escoba del Padre divino, barriendo las obstrucciones para despejar el camino para el regreso de su Hijo.”


(Sin comentarios)





CONCLUSIÓN

A partir de estos datos, no sería irrazonable sugerir que los libros de Alice Bailey tienen una triple agenda oculta, que se hace evidente después de un tiempo:

1)    Promover incansablemente el cristianismo y la segunda venida del “Señor Cristo” el cual es un ser personificado que supuestamente es “el Maestro de todos los Maestros”.

2)    Menospreciar y obscurecer a Blavatsky y a los verdaderos Maestros Transhimaláyicos, así como tergiversar las verdaderas enseñanzas que nos dejaron.

3)    Atrapar a los estudiantes desprevenidos en un laberinto de enseñanzas aparentemente altamente complejas con diagramas y diagramas, listas y listas. Pero que realmente no significan ni dicen casi nada. Obstaculizando así la utilidad y potencialidades de las personas que podrían ser de gran servicio a la causa de la teosofía genuina, y a través de ello, a la humanidad.


Por otra parte, el Movimiento que generó Alice Bailey, ya sea en forma de organizaciones oficiales tales como la Lucis Trust, la Escuela Arcana, la Buena Voluntad Mundial y sus grupos afiliados, o ramas y grupos afines como lo es la Federación de Morya, no es más que una propaganda cristiana deliberada (con una apariencia de esoterismo) la cual es llevada a cabo de una manera muy jesuita.

Muchos de los más devotos partidarios y defensores del Movimiento de Bailey pueden no darse cuenta de esto y ciertamente no lo admitirán, pero esto no altera los hechos.

Además, el cuartel general de la Lucis Trust estuvo durante muchos años en la sede mundial de la ONU (en la Plaza de las Naciones Unidas de Nueva York) y hoy es miembro del Consejo Económico y Social de la ONU con el que tiene un estatuto de consultivo. Y también la Lucis Trust creó y mantiene “La Sala de Meditación de las Naciones Unidas” en la sede mundial de la ONU.

Lo que hace que la situación sea aún más perturbadora.

Por lo tanto os digo:

¡Que la Verdad prevalezca!









CONVERSANDO CON UN ESTUDIANTE DE ALICE BAILEY



El siguiente texto es la traducción de un artículo que fue publicado en un blog que desafortunadamente ya no se encuentra en internet (y cuya dirección era secretdoctrine.wordpress.com) en donde el autor da en forma de conversación, un resumen de las discusiones que tuvo con varios estudiantes de Alice Bailey.



Instructor: ¿Entonces escuché que te interesa la Teosofía?


Estudiante: Sí y principalmente las enseñanzas de Alice Bailey.


Instructor: ¿Pero no has leído u oído alguna vez que las enseñanzas de Alice Bailey no son representativas de la Teosofía genuina?


Estudiante: ¿Quién dice tal cosa?


Instructor: Lo digo yo mismo, pero también lo hacen cientos de personas alrededor del mundo que han estudiado las enseñanzas de H.P. Blavatsky y de los Maestros y comparado esas enseñanzas con lo que escribió Alice Bailey.


Estudiante: Pero los libros de Alice Bailey le fueron dictados por el maestro Djwal Khul el tibetano.


Instructor: Eso es lo que dice Alice Bailey, pero ¿cómo sabes que eso es realmente cierto?


Estudiante: Erm... bueno... es obvio que el contenido proviene de un Maestro de la Gran Logia Blanca. Y además, ¿cómo sabes tú que es verdad que Blavatsky estuvo en contacto con los Maestros?


Instructor: Hay numerosas pruebas que demuestran que la señora Blavatsky tuvo una conexión directa con los Maestros. Por ejemplo, algunos de los Maestros aparecieron en su forma astral en presencia de Blavatsky y frente a otros testigos en varias ocasiones y en diferentes lugares.

En otra ocasión, cuando la familia en Rusia pensaban que Blavatsky se encontraba en el Tíbet y temían por su seguridad, su tía narra que fue visitada por un hombre de aspecto oriental que se le apareció a su puerta y que le entregó una carta asegurándole que su sobrina estaba a salvo y que ella estaría de vuelta dentro de un cierto período de tiempo.

Y después de decir esto, el mensajero desapareció repentinamente ante los ojos de la tía, pero la carta permaneció sólida en sus manos.

Esta carta estaba sin firmar, pero la letra con la que estaba escrita era la misma letra que usó el maestro Kuthumi en las posteriores cartas que recibió el señor Sinnett.

Y el señor Sinnett no fue el único que tuvo una correspondencia con los Maestros, ya que varios de los miembros de la Sociedad Teosófica y otros individuos en diferentes partes del mundo (que incluso Blavatsky no había conocido) recibieron cartas durante su vida de algunos de los Maestros, principalmente del maestro Kuthumi y del maestro Morya.

Las cartas se recibían a menudo de maneras muy inusuales y misteriosas, a veces hasta materializándose de la nada en el aire. Y el libro “Las Cartas Mahatma” contiene más de 400 páginas de estas cartas.

Y además de todo esto, los Maestros estuvieron presentes en sus cuerpos físicos reales en varias ocasiones. Y hay mucho más detalles que prueban su existencia.


Estudiante: OK, bueno, nunca dudé que Blavatsky fuera un agente de los Maestros. Pero de todos modos ella conocía al maestro Djwal Khul quien le dictó “La Doctrina Secreta”. Y luego después de que Blavatsky murió, Alice Bailey fue elegida por los Maestros para dar más enseñanzas esotéricas.


Instructor: Es cierto que Blavatsky conocía a Djwal Khul.  ¿Pero te das cuenta de que Morya y Kuthumi afirmaron en varias ocasiones por escrito que ellos junto con Blavatsky eran los únicos coautores e inspiradores de “La Doctrina Secreta”?

Por lo que ciertamente Djwal Khul no la dictó y nadie mencionó que lo hubiera hecho hasta que Alice Bailey lo aseveró. Pero tal idea va totalmente en contra de lo que los maestros Kuthumi y Morya dijeron sobre ese asunto.


Estudiante: ¿En serio? Lo que me dices nunca lo había oído antes. ¿Por qué entonces Alice Bailey diría tal cosa?


Instructor: Por una razón muy simple. Ella pretendió estar en contacto telepático con Djwal Khul, y si ella les hacía creer a la gente que Djwal Khul le había dictado “La Doctrina Secreta” a Blavatsky, eso legitimaba también los libros que Alice Bailey había escrito ante los teósofos.


Estudiante: Pero el tibetano—


Instructor: Disculpa que te interrumpa, pero ¿qué te hace pensar que el inspirador de Alice Bailey era realmente tibetano?

Cualquier persona puede afirmar lo que quiera, pero eso no necesariamente significa que sea cierta. Y en este caso, varios expertos del Tíbet han analizado los libros de Alice Bailey y aseguran que no hay nada de tibetano en su contenido, sino que más bien tienen una especie de tono cristiano semi-gnóstico.

Además el verdadero Djwal Khul no era tibetano sino indio como su maestro Kuthumi.


Estudiante: ¡Espera! ¿De dónde obtienes toda esta información? Nunca he oído hablar de eso antes.


Instructor: Todo esto es de conocimiento común para cualquiera que se tome el tiempo de leer “Las Cartas Mahatma”, los libros de la Teosofía original y varias biografías sobre Blavatsky.

Djwal Khul estaba siendo iniciado en las enseñanzas y filosofías de la Escuela Esotérica Transhimaláyica conectada con el Monasterio Tashilhunpo, y fundada en el siglo XIV por Tsong Kha-pa, quien también fundó los Gelugpas.

D.K. era un discípulo del maestro Kuthumi. Y los Maestros enseñan que Tsong Kha-pa fue, en cierto sentido, una reencarnación de Gautama Buda. Así dicen que el Buda mismo es el gran mecenas de la Escuela Trans-Himaláyica y que ellos son profundamente budistas en sus puntos de vista y enseñanzas.

Ellos tienen opiniones definidas sobre la naturaleza, el papel y la gran importancia del Señor Buda, pero el llamado “tibetano” de Alice Bailey casi nunca menciona a Buda y cuando lo hace es de una manera muy diferente y extremadamente contradictoria a como se expresan los Maestros y sus verdaderos discípulos.


Estudiante: Todo esto que dices es nuevo para mí, pero debo de admitir que me parece un poco extraño que en los libros de Alice Bailey nunca se menciona nada de esto. Pero no creo que el tibetano haya sido sólo budista. Porque de nuevo, el énfasis está en Cristo, ya que Cristo es el Maestro del Mundo para la nueva Era de Acuario.


Instructor: ¿Sabes quién fue la primera persona en declarar que el Cristo o más bien dicho el “Cristo-Maitreya” sería el próximo Instructor del Mundo que vendría a la Tierra?


Estudiante: Erm... asumí que era la señora Blavatsky?


Instructor: ¡Para nada! Al contrario Blavatsky enseñó que el Cristo no es una persona sino el nombre que dan en occidente para referirse al principio Espiritual que ilumina a los Mesías.


Estudiante: ¿En serio? Bueno, esas son tan solo sus opiniones personales de ella. Y si no fue Blavatsky, entonces supongo que fue la propia Alice Bailey a quien los Maestros le dijeron que proclamara al Cristo como el Maestro del Mundo y comenzara a poner las cosas en movimiento para la Segunda Venida del Cristo.


Instructor: No eran sólo sus puntos de vista personales, ya que Blavatsky nunca expresó ningún punto de vista que no le hubiera sido previamente enseñado por los Maestros, debido a que el maestro Kuthumi subrayó que Blavatsky era su “agente directo” y que no había nadie mejor ni más confiable que ella para hacer ese trabajo.

Y también el maestro Kuthumi escribió que los teósofos del futuro deberían recordar esto y siempre tenerlo en cuenta. Presumiblemente para que no cayeran presa del engaño a manos de los autoproclamados “mensajeros” como lo fue Alice Bailey.

Ninguna enseñanza verdaderamente esotérica en la historia ha sostenido la idea de un Cristo corporal personal (como lo hizo Alice Bailey). Puedes mirar esto por ti mismo si no me crees. Y esta idea es firmemente denunciada y negada por Blavatsky en más de una ocasión.

Y para tu información, la idea de que próximamente el “Maestro del Mundo Cristo-Maitreya” iba a regresar a la Tierra no fue iniciada por Alice Bailey, sino por el ex-sacerdote anglicano C.W. Leadbeater en 1909, y quien fue un líder influyente en la Sociedad Teosófica de Adyar.


Estudiante: OK. Pero realmente no importa quién inició eso ya que de todas maneras va a suceder.


Instructor: Al contrario, sí es importante saber ya que eso legitima o pone en duda tal aseveración. Y sabiendo que Leadbeater es más recordado en la historia, no por asuntos espirituales sino por ser un pedófilo, abusador de niños, un mentiroso crónico, un fraude espiritual y repetidamente una persona buscada por la policía en diferentes países del mundo. Eso hace dudar mucho que su aseveración sea cierta y más cuando sabes que tanto la Teosofía original como el Budismo afirman que todavía falta mucho para que vuelva a surgir el próximo Mesías en la Tierra.


Estudiante: No sé qué decir a todo eso. ¿Cómo es que nunca he oído nada de esto antes?


Instructor: Tal vez nunca has mirado en la historia del Movimiento Teosófico. Todo esto que te digo es de conocimiento común, aunque hay muchas personas que quieren ocultar tales hechos. Sin embargo, el mismo Leadbeater declaró bajo juramento en 1906, en un juicio teosófico que se le hizo, que él había realizado actos de masturbación con niños jóvenes a su cuidado. Motivo por el cual fue expulsado de la Sociedad Teosófica de Adyar.

Pero más tarde fue readmitido escandalosamente y ascendió a un lugar destacado por Annie Besant cuando esta tomó la presidencia de esa organización.

Sus acciones y mentiras están bien documentadas e incluso han existido libros largos y completamente investigados sobre Leadbeater. Y es este hombre que, incluso en su vejez en la década de 1930, estaba regularmente llevando a cabo círculos secretos de masturbación ritual para sus pupilos muchachos en los que se les instruía para dirigir sus pensamientos al Logos Solar sobre la eyaculación !!!

Es sobre este pervertido y embustero – cuyas enseñanzas, ideas y supuestas revelaciones clarividentes son la fuente de las enseñanzas de Alice Bailey que tú admiras.


Estudiante: ¡Esto es horrible! ¿Pero qué te hace decir que las enseñanzas de Alice Bailey son todas derivadas de Leadbeater? Cuando el tibetano (aunque tú que no crees que haya sido un tibetano) asegura que todos sus libros que escribió por medio de Alice Bailey están basados en las enseñanzas de los Maestros de Blavatsky.


Instructor: Estoy de acuerdo que el asunto es vil y enfermizo. Pero si alguna vez has hablado con otros estudiantes de Alice Bailey, probablemente habrás notado que la gran mayoría de ellos nunca han leído las enseñanzas de Blavatsky, ni tampoco “Las Cartas Mahatma”.

Muchos de ellos piensan que no lo necesitan porque creen ciegamente lo que dijo Alice Bailey y consideran que su trabajo sobrepasa el trabajo de Blavatsky. Pero la realidad es muy diferente, al grado que personalmente he escrito un artículo describiendo 31 de las diferencias más importantes entre lo que Blavatsky y los Mahatmas enseñaron y lo que Alice Bailey escribió. Y casi todas esas diferencias y alteraciones fueron provocadas por Leadbeater y luego continuadas y perpetuadas más tarde por Bailey.

(Nota: esas 31 diferencias las pueden leer aquí.)


Estudiante: 31???  ¡Ni siquiera puedo empezar a imaginarme de qué podrían constituir esas 31 diferencias!

Pero tienes razón, nunca he estudiado los libros de Blavatsky a parte de leer “La Voz del Silencio”.  Supongo que por eso estoy tan sorprendido de oírte decir que hay tantas e importantes diferencias entre ellas dos. Nunca lo habría sospechado, pero todavía no estoy muy convencido.

¿Cuáles son exactamente algunas de esas diferencias de las que estás hablando?


Instructor: La Teosofía Original y lo que se ha denominado como “Neo-Teosofía” o “Pseudo-Teosofía” son dos sistemas de enseñanzas completamente diferentes e incompatibles.

Existen importantes diferencias y discrepancias entre esas dos enseñanzas en cuanto a lo que es la Mónada, lo que es el Atma, lo que es Buddhi, lo que es el Ser Superior, lo que es el cuerpo causal, lo que es el cuerpo mental, lo que es el Kama Rupa, lo que es el cuerpo astral, lo que es el cuerpo energético (HPB y los Maestros no creen en “un cuerpo etérico”). Y también sobre los siete principios de nuestra constitución interna, los siete planos de existencia, los siete rayos, la naturaleza de Dios, el camino de la iniciación, lo que sucede después de la muerte, sobre los Maestros, Maitreya, Buda, Sanat Kumara, el Manu, el valor y la eficacia de la oración, y tantas otras cosas más.

Y los 31 que menciono son sólo las principales diferencias, pero hay muchas otras diferencias y muchas contradicciones también.



Estudiante: Estoy completamente sin palabras ahora, ya que lo que acabas de mencionar ¡son los principales aspectos y conceptos de la enseñanza!


Instructor: Es precisamente por eso que yo y cientos de otros sostenemos que las enseñanzas de Alice Bailey no son representativas de las enseñanzas reales y genuinas que aportaron los Maestros.

Las enseñanzas de Alice Bailey representan la Neo-Teosofía, la Pseudo-Teosofía, lo que podría llamarse la “Leadbeatrosofía” ya que todo se origina con él. Pero su “enseñanza” NO representa la verdadera Teosofía, que es la Filosofía Esotérica del Oriente Místico.


Estudiante: Pero espera un momento. Blavatsky dijo que después de su muerte otro discípulo de los Maestros iba a venir y dar una nueva enseñanza que proporcionaría la clave psicológica de “La Doctrina Secreta”. Entonces, ¿por qué no pudo haber sido Alice Bailey?


Instructor: Por favor, disculpa por corregirte pero lo que acabas de decir está lleno de errores y la mayoría de esos errores fueron intencionalmente dichos en primer lugar por Alice Bailey.

Blavatsky nunca dijo en ninguna parte que alguien vendría a dar la clave psicológica de “La Doctrina Secreta”. Una vez más estás aceptando de manera incuestionable las afirmaciones que hizo Alice Bailey.

Lo que dijo Blavatsky fue que en el siglo XX “algunos discípulos más informados y mejor equiparados podrían ser enviados por los maestros de sabiduría para dar pruebas definitivas e irrefutables de que existe una Ciencia llamada Gupta-Vidya”.

Pero antes de que te emociones los Maestros y también Blavatsky afirmaron en muchas ocasiones que los últimos 25 años del siglo XIX serían la máxima duración posible del involucramiento de los Maestros con la humanidad en general en ese siglo y que después de ese lapso ningún nuevo aspecto de la Enseñanza Oculta sería o podría ser dado por ellos hasta el cuarto del cierre del siguiente siglo, es decir de 1975 al año 2000.

Y también dijeron que incluso este siguiente esfuerzo (1975-2000) era provisional y basado en cómo la humanidad, la gente espiritual y los teósofos mismos reaccionarían y tratarían la Enseñanza dada en el periodo anterior.

La razón de estos periodos se debe porque los Maestros son servidores de la Ley Cíclica y por lo tanto no pueden ir en contra de la Ley de Ciclos. Pero Alice Bailey escribió sus libros entre 1919 y 1949, no a partir de 1975. Lo que pone mucho en duda que los maestros hayan estado involucrados con ella y si a eso le añades que su obra está llena de los errores que inventó Leadbeater, sus afirmaciones quedan completamente refutadas.

Cuando Blavatsky declaró en la introducción de “La Doctrina Secreta” que ese libro contiene toda la enseñanza que se puede dar al mundo en “este siglo”, ellas se refería al periodo comprendido entre 1875 y 1975, y no sólo a los 12 años que quedaban del siglo XIX que fue cuando ella lo publicó. Y también escribió allí que podría tomar muchos siglos más antes de que la humanidad recibiera una nueva porción de las enseñanzas secretas.

Y además, el mensajero de los Maestros que tal vez vendría en 1975 debía basarse en las enseñanzas impartidas por Blavatsky y William Judge. Pero las enseñanzas de Bailey no hacen eso. Al contrario, con frecuencia sutilmente deprecia a Blavatsky, y seguido la contradicen. Sin contar que los escritos de Bailey presentan un mensaje claramente occidental y cristiano, mientras que la Filosofía Esotérica que enseñó la Teosofía tiene claramente una base oriental y budista.


Estudiante: Realmente has sacudido mi confianza ahora en lo que he estado estudiando y creyendo durante todos estos años.


Instructor: Espero que no te sientas demasiado molesto, pero todo lo que he hecho es simplemente mencionarte ciertos datos que están disponibles para cualquier persona.

Verás, las enseñanzas de Blavatsky no eran simplemente “introductorias”. En absoluto. Sus libros no fueron escritos como un medio de preparar y pavimentar el camino para las enseñanzas posteriores de Leadbeater, Besant, Bailey y otros, ¡aunque ciertamente esos tres querían que sus seguidores creyeran eso!


Estudiante: Pero una vez oí a alguien decir que Blavatsky apenas había enseñado unos pocos temas básicos.


Instructor: Quien dijo eso es un ignorante o deliberadamente es un engañoso, porque todas las enseñanzas y escritos de Blavatsky, incluyendo la enorme serie de “Los Escritos Coleccionados”, llegan a unas 12’000 páginas en total !!!

Y aunque todos los escritos de Alice Bailey vienen a alrededor de la misma longitud total. Sin embargo, cuando analizas las dos enseñanzas hay una diferencia abismal, ya que las enseñanzas de Blavatsky son mucho más profundas y mucho más esotéricas que cualquier cosa que Alice Bailey haya escrito.

¡Sin mencionar que son mucho más confiables y dignas de confianza!


Estudiante: ¡Pero los textos de Blavatsky son tan difíciles de entender!


Instructor: La razón principal por la que muchos estudiantes tienen dificultad para entender las enseñanzas de Blavatsky es porque tratan de leerlas a través de la lente del sistema de enseñanza que han aprendido de Alice Bailey o de Leadbeater u de otros pseudo-instructores esotéricos.

Y es por eso que para poder comprender a Blavatsky primero debes de desaprenderte de las enseñanzas de Leadbeater, Besant y Bailey.

Y reconozco que muchas de las cosas que escribió Blavatsky son muy complejas pero rápidamente se vuelven comprensibles si primero leemos algunos libros explicativos y preliminares como son:

·       El Océano de la Teosofía” de William Judge,
·       La Deidad, el Cosmos y el Hombre” de Geoffrey Farthing, y
·       La Clave de la Teosofía” de la propia Blavatsky.

Si puedes leer y comprender el contenido de esos tres libros introductorios, entonces deberías tener pocas dificultades con el estudio de “La Doctrina Secreta”.

(Nota: en lo personal ya me leí esos tres libros y siento que sí ayudan, pero no lo suficiente. Y es por eso que abrí el blog ESOTERICA para ahí explicarles con mucho más detalles y darles las bases que les puedan servir para estudiar las verdaderas enseñanzas esotéricas.)


Estudiante: Estoy preocupado por muchas de las cosas que hemos discutido. Si lo que estás diciendo es verdad, entonces parecería que estar a favor de Bailey es estar en contra de Blavatsky y por consiguiente estar a favor de Blavatsky significaría inevitablemente estar en contra de Bailey.

Si menciono estos problemas que me comentaste a mis amigos que también son estudiantes de Alice Bailey, entonces probablemente ellos me dirán que simplemente ignore lo que me has dicho y me darán una lista de razones y citas para demostrarme de porque puedo confiar en las enseñanzas de Alice Bailey.

No estoy diciendo que voy a ir junto con su línea de pensamiento, pero si no lo hago, entonces lo más probable es que me encontraré socialmente excluido de las personas que ahora son mis amigos espirituales.


Instructor: Eso es exactamente lo que a mí me pasó. Perdí a varias amistades cuando investigué apropiadamente estos asuntos y terminé por descartar la Pseudo-Teosofía a favor de la Teosofía genuina.


Estudiante: “Pseudo-Teosofía” no parece una frase muy agradable.

Instructor: Tal vez no, pero fue la propia Blavatsky quien utilizó por primera vez ese término. Y también dijo algo muy profético, pero que también era aplicable incluso en su tiempo:

« Si no se hace nada para destapar a los falsos profetas de la Teosofía, los verdaderos profetas serán muy pronto (como ya ha sucedido) confundidos con los falsos. Por lo tanto ya es hora de desgranar nuestro maíz y tirar la paja. »

¿Quiénes fueron y son los verdaderos representantes de la Teosofía y quiénes son los falsos profetas de la Teosofía?

Cada uno de nosotros tiene que responder a esa pregunta por nosotros mismos. Pero el hecho es que ha habido “falsos profetas” de la Teosofía y si no son individuos como Bailey y Leadbeater, ¿entonces quién?

Blavatsky les recordó a sus estudiantes que tales individuos deben de ser desafiados y expuestos, al igual que ella lo hizo con un número de pretendientes de su propio siglo, porque la gran causa de la VERDAD es demasiado importante para que los Teósofos tomen una actitud de pereza.


Estudiante: Siento que estoy atrapado en el medio ahora entre lo que usted llama “Teosofía Original” por un lado y lo que usted ha llamado “Pseudo-Teosofía” por el otro lado.

Realmente me preocupo por la Verdad, pero no sé en qué dirección ir ahora. Las enseñanzas de los libros de Alice Bailey han sido el centro y el fundamento de mi vida espiritual durante varios años.


Instructor: Todo lo que te puedo decir es que sigas tu corazón pero no olvides al mismo tiempo de usar tu inteligencia y enfrentarte sin temor a los hechos.


(Nota: sobre esto último yo difiero un poco porque ¡cuántos no se han casado con la persona inadecuada!  Y al poco tiempo acabaron divorciándose solo porque creían seguir “su corazón” cuando en realidad estaban siguiendo su emoción.

Y es por eso que yo les recomiendo que más que seguir su corazón, hagan prueba de DISCERNIMIENTO.

Analicen con imparcialidad los hechos y pregúntense:

¿Qué es lo que realmente quieren?

Si lo que quieren es no perder a sus “amigos espirituales” pues síganles la corriente y no traten de explicarles que ellos se encuentran atrapados dentro de sus creencias erróneas.

Pero también si lo que realmente quieren es buscar la Verdad, entonces no pierdan el tiempo estudiando falsas enseñanzas e investiguen las que son más genuinas.)









RESPUESTA A UN DEFENSOR DE ALICE BAILEY




(El siguiente escrito es la traducción de la respuesta que Richard Robb; quien es el fundador de la librería teosófica más importante del mundo “The Wizards Bookshelf”— le dio a un seguidor de Alice Bailey, y cuyo texto en ingles lo pueden leer aquí.)



Hola Dick,

Te escribo porque quiero comentar sobre la carta del señor Stan Treloar en donde dice:

-         “Todavía no veo una razón válida (y ni siquiera una razón inteligente) por la cual Alice Bailey deba de ser desprestigiada por los ultra conservadores y fundamentalistas teósofos.”

Es poco probable que el señor Treloar alguna vez acepte alguna razón dado el tono tan sectario con el que escribe, pero aún así permíteme demostrar a tus lectores por qué los escritos Alice Bailey NO son teosofía.

Al etiquetar a los adherentes de las enseñanzas originales como “ultraconservadores y fundamentalistas”, vemos el patrón familiar del revisionista que altera los hechos para adecuarlo a su provecho, ya que si bien hay gente ortodoxa en todas partes, el verdadero problema es la afirmación que hizo Alice Bailey de que sus enseñanzas son una continuación de lo que transmitieron los maestros trans-himaláyicos y sus discípulos (siendo los principales Blavatsky y William Judge).

Pero la realidad es que los escritos de Bailey están tan sesgados hacia la Iglesia, que es casi imposible encontrar una página en donde no se encuentren los matices de la doctrina católica.

Y para empeorar el asunto, sus escritos también están plagados de todas las falsedades y deformaciones que inventó el “Obispo” Leadbeater.

Además, el guía de Alice Bailey que se hace llamar “el tibetano” y que finge ser Djwal Khul no es diferente del espectro que engañó al señor Sinnett después de que este hipnotizó a Laura Holloway.



¿PERO CUÁL ES LA POSICIÓN DE LA TEOSOFÍA HACIA LA RELIGIÓN?


Sobre ese tema Blavatsky escribió lo siguiente:

« El cristianismo puede ser la religión oficial de las razas dominantes, y su profesión el camino fácil hacia la respetabilidad y la fortuna. Pero no tiene recompensas que nosotros cortejemos, y la Sociedad Teosófica quiere ser una plataforma de verdadera Hermandad, un vínculo de tolerancia amistosa, un punto de apoyo por el cual la palanca del progreso puede liberar a la masa humana de la ignorancia.

La teosofía no tiene propagación religiosa y no hay un credo que endosar: es sólo la verdad, y nada puede hacer que nos desviemos de esto que consideramos el camino de nuestro deber y por el cual hemos sacrificado todo.

Nuestro lema permanecerá para siempre:

“No hay religión más alta que la VERDAD”
»
(Theosophist, vol. 4, suplemento al N º11, agosto de 1883, p. 2)


El éxito de Bailey (una médium desventurada) y su mentor Leadbeater (un psíquico embustero) se debe a la credulidad de la gente inclinada históricamente hacia la doctrina religiosa, al aluvión de afirmaciones glamorosas que hicieron, a sus pronunciamientos grandiosos y a la disponibilidad de una vasta literatura pseudo-esotérica para jugar.

Por lo tanto, sus escritos espurios han equivocado el público durante más de 75 años en cuanto a lo que realmente es la teosofía.

Ellos son los inventores de la “teosofía eclesiástica” que es en sí misma una contradicción de términos y no tiene nada que ver ni con las verdaderas enseñanzas del maestro Jehoshua de Pantera ni con la antigua sabiduría del Oriente.

Ahora bien, los defensores de Leadbeater y de Bailey son libres de creer lo que ellos quieran. Pero cuando afirman que los escritos de esos dos individuos es Teosofía, ellos ejercen un consumado engaño y una falsedad ridícula, que una simple comparación lo demostrará.


Y los siguientes pasajes ayudarán a indicar la posición que tiene la Teosofía original hacia la religión:

Ya vimos lo que dijo Blavatsky al respecto. Ahora veamos lo que dice el maestro Kuthumi sobre ese mismo tema:

« Desapruebo la aparición impresa de nuestra filosofía tal como la expresa el señor Hume. Leí sus tres ensayos sobre “Dios”, la cosmogonía y vislumbres del origen de las cosas en general, y tuve que tacharlo casi todo.

¡Él hace de nosotros unos agnósticos!

Dice que si no creemos en Dios es porque hasta ahora no tenemos pruebas, etc.

Esto es absurdamente ridículo y si él publica lo que yo leí, haré que Blavatsky o Djwal Khul lo nieguen todo, ya que no puedo permitir que nuestra sagrada filosofía sea desfigurada a tal grado.

Él dice que la gente no aceptará toda la verdad, a menos que les demos gusto con la esperanza de que pueda haber un “Padre amoroso en el cielo creador de todo” tal como lo profesan la mayoría de las religiones, porque de lo contrario nuestra filosofía será rechazada.

En tal caso, cuanto menos oigan esa gente de nuestras enseñanzas, mejor será para ambos. Si ellos no quieren toda la verdad y nada más que la verdad, es su libre albedrío. Pero nunca nos encontrarán haciendo compromisos con los prejuicios públicos y satisfaciendo a la ignorancia humana. »
(Carta Mahatma 54, p. 304-305)


De hecho, el principal propósito de la Teosofía es de levantar la mente de los hombres de la superstición de la religión dogmática con sus conceptos degradados de la deidad universal convertida en un dios personal antropomórfico que interfiere en todos los aspectos de la vida.

Y también busca liberar a los humanos del ritualismo de la letra muerta, de la fe ciega, de la falsa creencia de “la próxima venida del Cristo”, de la remisión de los pecados (y por lo tanto de la falta de responsabilidad personal), y de todo lo demás que tiende a obstruir la luz que se encuentra dentro de la propia conciencia del hombre.

Y es por eso que el maestro Kuthumi también escribió:

« Y ahora, teniendo debidamente en cuenta aquellos males que son naturales y que no pueden evitarse (y que son tan pocos que reto a toda la hueste de los metafísicos occidentales a probar que provienen directamente de una causa independiente). Señalaré la causa más grande y principal de casi dos tercios de los males que afligen a la humanidad desde que esa causa se convirtió en un poder.

Y esta es la religión, bajo cualquier forma y en cualquier nación.

Es en la casta sacerdotal, el clero y las iglesias; es en esas ilusiones que los hombres consideran como sagradas, en donde tienen que buscar el origen de esa multitud de males que son la gran maldición de la humanidad y que agobian al género humano.

La ignorancia creó a los Dioses y la astucia se aprovechó de la oportunidad.

Y es la impostura religiosa la que hizo a estos Dioses tan terribles para los hombres. Es el fanatismo religioso el que transforma al hombre en un individuo egoísta e intolerante que odia a toda la humanidad que está fuera de su propia secta. Es la creencia en un Dios o Dioses la que convierte a dos tercios de la humanidad en esclavos de un grupo de cleros que los engañan bajo la falsa pretensión de salvarlos.

Recuerda que la suma de la miseria humana nunca se reducirá hasta aquel día en que la mejor parte de la humanidad, en nombre de la verdad, la moral y la caridad universal, destruya los altares de sus falsos dioses. »
(Carta Mahatma 10, p. 58)


Blavatsky hace una declaración inequívoca con respecto a “improvisar” para acomodar a las masas, y revisiones diseñadas para ser “populares” y que la Teosofía nunca puede ser:

« Listo para dar nuestra vida en cualquier momento para la Teosofía —la gran causa de la Hermandad Universal por la que vivimos y respiramos— y dispuestos a proteger, si es necesario, a todo verdadero teósofo con nuestro propio cuerpo, todavía denunciamos tan abiertamente y virulentamente la distorsión de las líneas originales sobre las que se construyó la Sociedad Teosófica, y el gradual aflojamiento y socavamiento del sistema original por el sofisma de muchos de sus más altos oficiales. . . . El sabio horticultor arranca las hierbas parásitas, y difícilmente perderá tiempo en usar sus tijeras de jardín para cortar las cabezas de las hierbas venenosas. »
(¿Es la Denuncia un deber? Revista Lucif, Vol. III, Dic. 1888; B.C.W., Vol. X, p.198-199.)


En otras palabras, hay que denunciar las ideas equivocadas, no a las personas. Y la “nueva dispensación” que pretende estar en sintonía con los tiempos modernos es precisamente eso.

Los defensores de Leadbeater y de Bailey dicen que sus guías han superado la “teosofía fundamentalista anticuada”, con un sistema moderno iluminado. Pero de hecho, esa nueva ola de pseudo-teosofía se enfoca en el psiquismo en vez de la espiritualidad, ya que acepta el hatha y el kundalini yoga (radicalmente desequilibrando hacia el físico) con su énfasis en los chakras del cuerpo, el hipnotismo, la supervivencia de la personalidad después de la muerte (haciendo que la reencarnación se vuelva absurda), recuerdos de vidas pasadas y terminología prestada en gran medida del púlpito de la iglesia.

En resumen, todo lo que se opone directamente a la Sabiduría Antigua. Y en cambio ellos hacen poco hincapié en el altruismo, la fraternidad y la filosofía budista.

Sólo el encanto hueco de los intereses psíquicos, la permisividad y las observancias externas se encuentran en sintonía con estos tiempos, al igual que la tecnología física se ejecuta rampante y desprovista de filosofía.

Y así el ego psíquico e intelectual se sacia ad infinitum, mientras que el espíritu se deja morir de hambre.

Pero NO

La teosofía no cambia ni un ápice con los ciclos del tiempo, ni las modas que surgen dentro de la sociedad.

La primera Ley de la Naturaleza es el equilibrio. . . Equilibrio. . . equidad. Y a eso se le llama Karma.

Por lo tanto, el camino del medio no es un sofisma sino un espejo de la Naturaleza, requisito para la armonización.

La discreción, el altruismo y el aprendizaje a través de las correspondencias y del razonamiento deductivo (de lo universal hacia lo particular) son las medidas de la Teosofía real.

En cambio las revelaciones y afirmaciones de la pseudo-teosofía no conducen a ninguna parte.





Y para más información, les recomiendo que lean:

-         El Hermano Mayor [The Elder Brother] por Gregory Tillett, RKP, Londres, 1983, en donde hace un análisis muy detallado de todas las supercherías que efectuó Leadbeater a lo largo de su vida.
-         Teosofía versus Neo-Teosofía, por Margaret Thomas, 1990. Isis Books, M-793, Road 7, Napoleon, Ohio.
-        El Pseudo-Ocultismo de la señora A. Bailey, por Cleather & Crump, Manila, 1929; 1980.
-        Ideas mayavicas engañosas: la neo-teosofía de C.W. Leadbeater y Annie Besant, por Ray Morgan, Tucson, AZ 1976.
-        Un estudio de la Escuela Arcana de Alice Bailey, por Victor Endersby. Theosophical Notes, 1963.